Movimiento de Laicos Josefinos Trinitarios

Todos conocemos algo o mucho sobre la vida del Padre Eladio y sobre la espiritualidad que nos legó y nos invita a vivir.

 

El Padre Eladio murió con una tarea pendiente: Deseaba que todos los católicos fueran en el mundo testigos de la luz la fuerza de Jesucristo. Deseaba que aquellas personas que habían descubierto el don de la oración y experimentado el milagro del amor que se vive en una familia cristiana se hicieran eco de la espiritualidad que él proponía y se integraran a la familia Josefino Trinitaria.

 

No sólo las religiosas estaban llamadas a vivir una experiencia profunda de fe, siempre serían pocas y poco el campo de evangelización que podrían abarcar, pero los seglares en medio del mundo cada una en su familia, en su trabajo, en sus lugares de diversión podrían ser valiosos testigos del amor de Dios y podrían mostrar a muchos el sentido que tiene la vida cuando Dios es el centro y hacer el bien, siempre y a todos, nuestra tarea primordial. El P. Eladio quería transmitir la experiencia fuerte de fe que él vivía, la felicidad que produce la presencia de Dios en la propia vida, la alegría profunda que se experimenta cuando se descubre el gran amor que Dios nos tiene, la satisfacción que produce el hacer el bien el vivir en actitud continua de servicio. A todo esto llegó él, por el camino de la oración y por eso convencido de haber encontrado el mejor tesoro no quiere guardárselo para sí, quiere que nosotros podamos conocerlo, poseerlo y transmitirlo a los demás. El Padre Eladio invitó a los seglares que le conocieron de cerca ya a los que ahora al conocerle valoran y admiran su testimonio de vida a integrar la familia Josefina Trinitaria comprometiéndose a vivir su fe acentuando las siguientes facetas:

 

- Práctica frecuente de la oración, mejor dicho: vivir en clima de oración continua.

- Trato amable y acogedor.

- Valorar la familia, cultivar el amor y la unión de la misma.

- Trabajo realizado con profesionalismo y espíritu de superación constante.

 

Gracias a Dios son muchos los que viven este programa de vida y están convencidos de que merece la pena seguir optando por estos valores. ¿Qué aporta este nuevo compromiso? Tal vez en el aspecto personal nada pero sí en el social es importante sentir que no estamos solos en este camino, la unión es la fuerza, por eso les estamos invitando a manifestar públicamente sus convicciones a expresar su compromiso, a poner la luz que han recibido en lo alto de forma que alumbre y haya muchos a nuestro alrededor que puedan por este testimonio ver y glorificar a Dios.

 

BEBEMOS DE LA MISMA FUENTE

 

ÁMBITO DEL ENRIQUECIMENTO MUTUO

 

A.- Nivel Experiencia

 

Participar en la comunión y en la experiencia de Dios según la espiritualidad del instituto.

 

  1. Comunión entre sí: Los grupos de laicos deben formar comunidades autónomas pero no independientes del propio carisma, requiriendo la asesoría de alguna hermana, u otro delegado.

  2. Comunión con Religiosas: La experiencia irá encontrando formas de convivencia entre los laicos y las comunidades de religiosas.

  3. Primacía de la experiencia de Dios: La fuente de toda comunión cristiana es la experiencia del Dios de Jesucristo; él sigue actuando en la historia y esperando nuestra colaboración.

 

B.- Nivel Formación

 

Educación para la misión: Urge encontrar metodología para ayudar en la formación de nuestros laicos. Este proceso formativo puede abarcar los siguientes aspectos.

 

  1. Palabra de Dios

  2. Compromiso solidario: Asimismo los laicos tienen derecho a una sólida formación en cuestiones de justicia y paz en los métodos de análisis de lo social, como también a conocer la doctrina social de la Iglesia (Juan Pablo II. "Sollicitudo rei socialis" N° 41).

  3. Valores propios del Instituto: Finalmente nuestros laicos han de asimilar los valores comunes a la propia Familia Religiosa, su espiritualidad y su historia. La vocación o especial carisma de cada instituto siempre es un aporte a la evangelización.

 

C.- Nivel Acción

 

Acompañamiento en los compromisos prácticos.

 

  1. No sacar al laico de su ambiente: Es la interior de su mismo trabajo donde está llamado a construir la justicia y el Reino.

  2. Propiciar la organización en grupos homogéneos: Para la eficacidad en la misión el grupo ha de ser más bien reducido, teniendo en cuenta la edad, gustos y preferencias apostólicas. También considerar las profesiones ayuda a apoyarse, hablar el mismo lenguaje y lograr compromisos más definitivos.

  3. Apoyar a los pioneros: De lo contrario, la causa se hace inalcanzable y las personas se frustran.Participación mínima: En las actividades normales que el Colegio organiza cada año.

  4. Asumir las tareas que la Iglesia, el entorno social nos demanden, en la medida de las posibilidades personales o familiares.

 

Características del Movimiento Josefino Trinitario

"Cuando dos o tres se reúnan en mi nombre, Yo estoy en medio de vosotros"

 

  • "María guardaba todo esto en su corazón".

  • "Jesús obedecía y crecía en sabiduría y gracia".

  • "José, no temas recibir en tu casa a María. Lo concebido en ella es del Espíritu Santo".

  • "¿No es este el hijo del carpintero?".

  • Sistema de pequeños grupos de mutua ayuda en la oración, el conocimiento y el trabajo apostólico.

  • Prevalencia de la vida por sobre estructuras o contenidos.

  • El mínimo de reglas y el máximo de vida (Reunión cada quince días, formato creativo de acuerdo a circunstancias de las personas, local, grado de perpetración).

  • Espíritu de oración.

  • Espíritu de calidad en lo rutinario.

  • Espíritu de hogar.

  • Espíritu de servicio.

  • Espíritu filial, paternal, maternal.

 

Las Consecuencias

 

Cambio de nuestra vida bajo criterios y costumbres cristianas:

 

"Miren cómo se aman"

 

  • Creación de pequeñas comunidades bajo un marco mínimo de exigencias personalmente aceptadas.

  • Bajo la conducción responsable de un líder aceptado y querido por el grupo.

  • Con el apoyo constante de la Comunidad de Religiosas, sacerdotes o laicos particularmente vinculados y comprometidos con la obra.

Dirección: Miguel Claro 700

Email: contacto@jsantisima.com

Fono: 22360217
Providencia, Región Metropolitana