1.200 jóvenes conversaron sobre discriminación a mujeres, migrantes y pobres

En una nueva versión de “Callejeros de la Fe”, que anualmente organiza la Vicaría para la Educación, jóvenes de enseñanza media se reunieron este viernes en el parque Quinta Normal. Junto con recibir la visita y mensaje del pastor de la Iglesia de Santiago, pudieron conversar sobre cómo enfrentar la discriminación a mujeres, migrantes y pobres a través de la "compasión", el "compromiso" y la "cercanía" con estas realidades presentes en el país.

"Callejeros de la Fe es un encuentro que nos ayuda a crecer en comunión con los demás. Surgió de la Escuela de Líderes de la Vicaría el 2011, donde jóvenes querían seguir compartiendo y motivando lo aprendido en esta Escuela de Líderes que tenemos durante todo el año. Siguiendo la invitación del Papa queremos ser callejeros, mostrando y compartiendo nuestra fe en lugares cotidianos, en el colegio, en la familia. Por eso Callejeros de la Fe se ha convertido en un espacio que motiva a muchos otros colegios y comunidades a compartir en lugares comunes".

El Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, llegó hasta el parque para saludar a los asistentes, donde los animó a enfrentar cualquier tipo de discriminación con un proyecto de vida cristiano, centrado en la búsqueda de una vida mejor para un Chile mejor:

"Antes de ir a la universidad, antes de lograr un cartón, que dice qué título tienen, qué profesión han logrado, el Señor, a cada uno de ustedes, les ofrece tres grandes diplomas, ser arquitectos, ingenieros y artesanos. Arquitectos de su futuro, en primer lugar. Ningún arquitecto sueña con que su obra sea una mediática pequeña o sin grandes ideales. Sueñen mucho su vida bella, de comunión, cariño, amor, de solidaridad, en un Chile que sea más mesa para todos, más justo, sin pobreza. También son ingenieros, porque para construir este proyecto se necesita fierro, fuerza y resistencia, porque si no ese edificio se cae. Sean ingenieros de su futuro. En tercer lugar, sean artesanos, jóvenes que hacen de algo muy sencillo una obra de arte. Hagan de su vida una vida bella, sólida y una obra de arte de su vida, esa es la vocación que Dios les ha regalado".

Al finalizar su mensaje, les invitó a incorporar tres conceptos a discernir seriamente como integrar concretamente a sus vidas: Cercanía, compasión y compromiso para enfrentar la discriminación a extranjeros, mujeres y pobres.

Luego del mensaje del Arzobispo de Santiago, el padre Andrés Moro, Vicario para la Educación les dijo: "Aquí están todos ustedes, los jóvenes, para decirle a Cristo que vale la pena seguirlo, que vale la pena mostrarlo con cariño, como Cristo joven al servicio de los demás". 

1/5

Dirección: Miguel Claro 700

Email: contacto@jsantisima.com

Fono: 22360217
Providencia, Región Metropolitana